La historia de amor se terminó, no hubo final feliz, se transformó en una película de terror donde las lágrimas brotaron por ambos lados y la sonrisa no hizo acto de presencia. Ahora solo me veo en este presente sin tu presencia y en un futuro en donde no hay espacio para ti.

Tu mirada hacia mi persona tenia el mismo efecto que genera los rayos del sol a las flores. Un minuto de tu mirada me recobraban las ganas de vivir, pero ahora ya no la veo, de repente ya no estas, deje de recibir esa luz que me iluminaba y me encuentro como muerto en vida. Ese brillo radiante emprendió la búsqueda en otro objetivo haciendo imposible que vuelva a aparecer en su radar.
Tu imagen se me difumina, la sombra tuya que me perseguía cada ves lo siento más lejos, y esas palabras que retumbaban como trueno en mis oídos ahora solo son murmullos de un pasado que pudo ser y no fue.
Miro mi presente y siento una sensación de vacío, me encuentro incompleto , algo que consideraba como parte mía dejo de serlo. Los recuerdos no dejan de hacerse presente provocando que ese corazón mal herido no detenga la hemorragia. ¿Cuanto tardará ese corazón en curar las heridas de amor?,la misma pregunta se hace el cerebro,¿ cuando será el momento que no relacione tu nombre con un recuerdo que sea traumático?.

El tiempo será el único testigo de este proceso de recuperación, ahora es el momento de curar heridas y ver que podemos rescatar de este ser destrozado. Es momento de reconstruir y asimilar esta nueva etapa que toca vivir, trataremos de rescatar lo positivo transformándolo en recuerdos que ocupen una parte de mi memoria.

Espero en un  futuro próximo, la razón y el corazón me den luz verde para volver a emprender mi búsqueda y encontrar otra joven que me vuelta a ilusionar  tal como tu me ilusionaste dandole una oportunidad a que el cerebro tenga un nuevo nombre que memorizar y el corazón otra palabra que formar en cada latido.

En un principio capaz no logre cubrir los sentimientos que sentí por usted, porque tu serás el primer amor, y ese amor como todo lo primero es único y especial. Pero igual como hay un primer amor, existe una historia de amor que busca protagonista, creo que si ya perdimos el primer amor no podemos perder nuestra propia historia de amor.

Amaru Samanamú Zilbert

Anuncios