PDesde el 12 de Junio el mundo se paraliza por un mes completo , lo único de lo que se habla es del futbol, se desayuna, se almuerza y se cena con futbol. La política nacional, la cultura, la farándula esta en segundo plano. No se escucha de crisis, ni de problemas, solo se toma atención si los problemas vienen relacionados con el futbol.

Este deporte se ha universalizado, no conozco ningún deporte colectivo que atraiga tantas miradas de los cinco continentes. América, Asia, Europa, Oceanía y África todos se unen y corean a voz el nombre de las selecciones; se visten, se pintan , vitorean sus cánticos, ejemplos abundan, la fiebre del futbol se ha extendido. Será mucho el poder de la publicidad y la prensa, pero mucho tiene que ver la emoción de ese deporte que surgió en Inglaterra y se volvió Mundial.
El mundial es un variedad de sentimientos, desde la alegría absoluta, hasta la tristeza más profunda, cada uno toma partido por un equipo y adopta los sentimientos del equipo que apoya.

Sucede cada cuatro años, pero es en ese mes que nos damos cuenta que no es solo un partido de futbol, sino que es algo más, es la expresión de los países de sentirse ganadores. Los partidos son un ejemplo de patriotismo donde se borran las diferencias económicas y sociales que dividen el primer mundo y el tercer mundo.
Este mundial como los anteriores demuestran que existe una gran calidad y técnica en los distintos continentes, ya no hay superioridad de ningún país, demostrando que dejando de lado las diferencias, todos somos iguales.
Entender la igualdad de las calidades de los futbolista solo se demuestra por que el deporte se ha vuelto un negocio y en donde jóvenes de distintas latitudes , pueden lograr el sueño de ser profesional si tienen talento, millones lo intentan pocos lo logran. Pero es ese esmero de los jóvenes de salir adelante, y el dinero invertido por parte de patrocinadores, clubes y otras instituciones ligadas al deporte, lo que nos hacen ver que el fútbol será cada vez mas competitivo.
Observamos a equipos latinoamericanos donde sus futbolistas en su mayoría juegan en Europa, equipos africanos que sus estrella igualmente juegan en Europa. Todos los que llaman a brillar en el mundial se vienen formando en un continente, el Europeo, por ello mientras mas jóvenes se vayan formando, más parejo serán los mundiales, y cuidado que a futuro no vengan más sorpresas.
Por lo visto en el mundial ya no solo los grandes destacan , por parte de Latinoamérica a los nombres de Argentina, Uruguay y Brasil habría que agregarle Costa Rica, Colombia, Chile, México, pare de contar seguro vendrán más sorpresas en año venidero; igual se ve en el África, donde se observo una mayor calidad por parte de sus representantes.
Entender esto de países pequeños triunfando, tiene muchos factores , pero uno muy importante es que es el mundial el que da la oportunidad para que el jugador se de a conocer, es una ventana que le permite tocar el estrellato, miren el caso de James Rodríguez, Campbell, Cuadrado; el mundial les permitirá abrir puertas y entrar en clubes de Ligas más importantes , el futbol y todo el aparataje económico alrededor permitirán que esa estrella se apague, y seguro seguiremos viéndolos en otras competencias
El mundial es eso, una oportunidad para esos chicos que no tienen nada que perder, pero si mucho que ganar; el caso de Costa Rica, equipo que llamaba a ser la débil del grupo pero ha demostrado gallardía y coraje, sacando a relucir en el terreno el juego que lo caracteriza, sin temor a errar, y ha dejado en su camino del triunfo a campeones mundiales, mañana tendrá un duro partido, pero sea lo que fuera el resultado, ya lograron algo grande y serán reconocidos por sus logros.

Es interesante destacar que esas ganas de los futbolistas no solo se llena con la satisfacción de un triunfo personal, sino que ellos son llamados a representar a todo una nación son los héroes escogidos, y deben dar la vida por ganarlo; acción que ha sido muy bien interpretado por algunas selecciones , otras no tanto.
Pero sea como sea los resultados esos héroes tendrán sus protectores y eso será la afición, gente que vive el mundial como que si fuera participe del mismo, siente los colores de su país y dice presente, mira los partidos, los celebra, los llora; ya que sienten parte de esos 11 y que tiene que apoyarlo para ganar, ellos son sus esperanzas de sentirse ganadores
En este mes se observan personas que no miraban el futbol, no sabían quienes formaban su equipo, pero seguro poco a poco van a aprendiendo y al final sabrán las alienaciones como si del propio técnico se tratara. Es esa afición que es capas de cambiar sus horarios de trabajo, de recreo y tiempo para poder tener una mayor conocimiento de su selección, son estas personas los que hacen grande a este deporte y la han universalizado. El futbol ha logrado en algunos casos lo que los países no pueden; y es el que todo el país defina un objetivo y que todo su población lo apoye para conseguirlo, muchos no querrán figurar pero quieren apoyar para lograrlo, y solo aspiran a tener en los puestos idóneos al adecuado. Todo esto pensado por el bien del equipo y de la unidad. Y en caso no se cumplan los objetivos ellos estarán ahí para alentarlo o para celebrarlo junto a él. Es el mayor ejemplo de colectivismo que se observa y un deporte lo ha logrado. Por eso considero que interesante sería si eso se diera en ámbito nacional, cuanto hubieran avanzado si nosotros como ciudadanos hiciéramos eso por nuestro país y no solo por una selección. Capaz seriamos del primer mundo o lucharíamos por ser siempre Ganadores.

Este mundial trae muchas reflexiones y consideraciones que es importante señalar:
1. Todos somos iguales; no hay equipo grande ni pequeño.
2. Unidos somos más fuertes; la victoria se logra teniendo un equipo no estrellas.
3. Todo el mundo necesita de apoyo; el equipo que quiere ganar necesita el jugador 12 , que es el público que confía en uno.
4. Todo con esfuerzo se logra; se debe creer en uno mismo si se desea ganar, solo miren a los pequeños equipos.
5. Existe Capacidad , el talento sobra lo que faltan son las oportunidades.
6. Ganar no siempre es importante, sino darlo todo; miremos el caso Costa Rica y Colombia.

Amaru Samanamú Zilbert
Compartida 1 vezYa no me gusta

Anuncios