Bajo Resolución de la ONU el 29 de noviembre de 1947 la nación de Palestina fue dividida en dos territorios de extensiones similares un 48,7% , para el Estado árabe; y un 53,6%, para los israelitas. Un inicio de un acuerdo que evitaría un conflicto se convirtió en el inicio de la peor pesadilla para el pueblo de Palestina que ve como poco a poco se van reduciendo sus extensiones (ya cerca del 80% del territorio es de Israel) y viven el ultraje de lo que era su país, inicialmente perdieron la soberanía, ahora pierden sus tierras , su agua, su libertas y hasta la posibilidad de poder elegir a sus gobernantes, en la ya maltrecha democracia que tanto se proclama. Perdió el derecho a existir. Israel la esta borrando del mapa.

Israel nación de las más poderosas , a nivel económico y militar, posee el ejercito mas poderoso de oriente medio y hace valer su poderío y sus buenas relaciones con países que de pacíficos no tienen nada
No entender como una estado con tanto poderío invade y sigue ultrajando a un pueblo con la lógica del temor a sufrir ataques terroristas, las nuevas guerras preventivas se han vuelto algo común y es aceptado por la comunidad internacional. No hay guerra agresiva que no diga ser preventiva, los españoles nos invadieron para traernos la palabra de Dios y según ellos la libertad, Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Estados unidos y Rusia iniciaron Guerras por la defensa de una ideología( comunismo y capitalismo), el gobierno de Bush invadió Irak y Afganistán para evitar que estos países invadieran el mundo. Siembre habrá justificaciones para lo injustificable.
En el caso de Israel cada guerra defensiva, arrebata otro pedazo de Palestina, y el botín de guerra se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho. Según se observa el opresor justifica sus acciones por haberse sentido oprimido en su pasado; y lamentablemente alguien tiene que pagar esas opresiones en las que Palestina no fue el culpable.
Estas Guerras no trae más que muertes y desolación, en estas guerras ya no existen muertos, ya esa terminología solo se usa cuando es un ataque terrorista, en guerras de Estado las muertas pasan a ser daños colaterales.
En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Igualmente son miles los mutilados, las muertes por ambos bandos no se ni se asemejan, en Gaza, de cada cien palestinos muertos, un israelí. Cuan importante es la prensa que nos hace a veces creer el poco valor de la vida Palestina, donde una vida de un israelí justifica que se mate a 100 palestinos. Muy bien dicho por la frase de Malcom X “Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”. No hay ente internacional que exija que respete los derechos humanos a Israel, como nadie le exigió al gobierno de Bush que el objetivo de lograr la libertad de Irak, mato a mas de 200 mil Irakies y cientos miles de heridos y millones de refugiados, los muertos que existen en Siria, Egipto, Afganistán, todos del medio oriente, que no son tomados en cuenta por la comunidad internacional, no existen sanciones, ni bloqueos comerciales; cosa que si existió cuando Irak invadió a Irán, en ese momento se reacciono bloqueándolo económicamente; pero ahora no se realiza; todo hace pensar que esos tipos de reacciones de la comunidad internacional depende mucho del país que invade o comete una acción militar.
Desde el pasado 7 de julio, vuelve el ataque de Israel al pueblo de Gaza, segando la vida a 81palestinos , de los cuales 60 son civiles ( 70% de los caídos) según informan fuentes medicas, igualmente el recuento del Ministerio de Salud de la Franja, otras 538 personas más han resultado heridas, 20 de ellas en estado crítico, en su mayoría mujeres y niños.
Desde el martes, Israel calcula que cerca de 750 objetivos han sido blanco de sus operaciones en Gaza. Fuentes castrenses israelíes cifran en aproximadamente 360 los cohetes de distinto alcance disparados desde el territorio palestino, de los cuales 255 impactaron en Israel y alrededor de 67 fueron interceptados por las baterías antimisiles del sistema “Cúpula de Hierro”.
Entonces como querer entender que este nuevo ataque sea justificable, como querer ver que esos civiles inocentes, que nacieron en zona de conflicto, pero tiene derecho a vivir, son alcanzados por proyectiles y asesinados, sus vidas pasaron a no valer, ya solo son parte de esa estadística que se acrecienta de daños colaterales.
Niños que mueren sin poder conocer lo que es llegar a desarrollarse a nivel profesional y personal, niños que un proyectil les quito la posibilidad de seguir soñando. Una familia que ve desmembrado su núcleo por los que cayeron en una lucha de la que no eran parte.
Esos hombres, mujeres y niños igual que nosotros reciben por parte de la comunidad internacional y el mundo en general una indiferencia, vemos su muerte como si nos hablaran de temas comunes , hacemos mas eco de los sucesos de mundial, de los lloros de los aficionados brasileños o de los jugadores, pero no nos inmutamos con las lagrimas y sangres vertidas por nuestros hermanos palestinos.
No podemos dejar de apoyar a ese pueblo masacrado, las bombas le quitan el derecho a la paz, pero con nuestra indiferencia le estamos quitando poco a poco el derecho a existir. Palestina esta desapareciendo ante nuestros ojos y no hacemos nada para evitarlo. Pongamos un grano de arena y hagamos eco de lo que les pasa, por que ahora serán ellos pero en un futuro podremos ser nosotros y no esperemos que nos traten con la misma indiferencia.
Amaru Samanamú Zilbert

Anuncios