Se escuchan noticias de atentados en Francia, que han  enlutado a su población, se calculan los muertos por una cantidad que llega al centenar y una decena de heridos. Las cifras oficiales se darán en las próximas horas, pero igual se observa como Francia ha sufrido uno de los mayores atentado en los últimos años. Se da información que los culpables son extremistas islámicos, testigos relatan lo sanguinarios que son los captores. En fin los franceses no borrarán de su memoria esta fecha y se preguntarán a qué se deben los ataques; empezaran a preguntarse ¿quienes son esos personajes que los odian tanto y son capaces de causarles tanto dolor?.

Estas muestras de dolor de los franceses, causa indignación por el mundo entero, se observa como se han ido pronunciándose Jefes de Estado, lideres de opinión, las noticias nos muestran las imágenes con carga de dolor sobre los perjudicados; la repercusión no se ha hecho esperar y la población esta con los franceses, los mensajes en apoyo abundan en las redes sociales (Facebook, twitter, instagram), que lindo sentimiento de humanidad estamos generando. Es sorprendente ver como nos duele la muerte de los franceses, yo que pensaba que la humanidad no sentía dolor por el prójimo.

Y unos dirán por qué es esa opinión; la respuesta tiene base en los hechos que han acontecido en los últimos años y la respuesta de la humanidad.

Hemos presenciado desde los atentado de las torres gemelas una secuela de guerras en el medio oriente; empezando por Afganistan y a lo que sigue Irak, Turquía,  Libia, Siria ; 5 países que han visto los efectos de una guerra contínua, los muertos entre todos superan mas del millón y medio, cifras moderadas, heridos superan estos números, al igual que los desplazados. Sin olvidar que estos países están destruidos parcialmente lo que genera que las condiciones de vida de su población no se recuperen en el corto plazo, siendo su infancia la perjudicada.

No entiendo de verdad como se ha escuchado durante los últimos 15 años como han perdido la vida; decenas, centenares hasta miles de personas diarias; los periódicos y televisoras lo relatan, como si fuera unos simples números, pero no se esfuerzan en darnos a conocer como esa población se ha visto perjudicada con esta guerra. Lo  único que damos para explicar es que esos muertos son los daños colaterales de la lucha contra los terroristas, extremistas que tienen un odio ante occidente por lo que hay que atacarlos de forma anticipada; como se dice la guerra preventiva. Los Jefes de estado y los lideres de opinión nos han hecho pensar  a gran parte de la población de este hemisferio que estamos luchando con un mal que nos acecha, nos hacen ver que son los malos que deben morir y si no se logra matarlos, nosotros los occidentales moriremos. Y no es que estoy dejando de lado que hemos visto imágenes de extremistas decapitando, asesinando; pero tampoco es mentira que vemos como bombardean desde hace años esos territorios, y nadie ha hablado de lo salvaje de los ataques que nosotros hemos provocado.

Estos atentados a mi entender no son la consecuencia de una guerra con el terror sino a mi entender nosotros hemos sido la causa inicial, no podremos por primera vez analizar y entender las verdaderas causas de esos atentados.

Me da pena y decepción de esta población que no siente las muertes de la misma forma, estos atentados nos acongojan y nos deprimen, los otros ni nos inmutan. Es verdad que a veces uno no siente el dolor cuando lo presencia en carne propia, en este caso hemos presenciado que la muerte y los atentados tiene una repercusión y enluta a toda una familia y sociedad, espero que este atentado nos haga ver como nuestros compañeros orientales están viviendo hace años, y es hora de darle voz a esa población, apoyarlos y respaldarlos en su guerra que libran; darle a esos refugiados la oportunidad de encontrar una nueva vida en otras tierras, y no como actualmente que muchos países cierran fronteras o están a la caza de los inmigrantes.

Espero que empecemos a sentir el dolor del prójimo y que esta vez nos indigne la muerte de ese francés como de esa población del medio oriente que sufre de forma continua.

Es hora de decir me indigna esas muertes, pero más me indigna lo que estamos provocando todos con nuestra indiferencia continua. Indignado estoy SI, PERO DE ESTA HUMANIDAD.

amaru_6@hotmail.com

Anuncios