Una imagen que no se va, ya no estas, pero siguen habitando en mis recuerdos que seria capaz de hacer un lienzo sobre tu figura siendo una copia fiel de esa belleza que me cautivo.

Yo quiero que tus recuerdos cojan otro camino y pasen a formar parte de los pensamientos de otra persona, pero parece que no quieren abandonar  mi cabeza que se ha vuelto su hogar encontrando un buen lugar para convivir.

Trato de olvidar y me pongo a escuchar las canciones que me aíslen, pero es un caso perdido, no hay letra que no me lleve a dedicártela, o a recordar un momento juntos; las canciones que escucho son el repertorio que tu escuchabas- río, lloro, sufro con ella, así como tu sufrías- siento que he pasado a ser parte de ti y aunque trate de escuchar otro repertorio, esas canciones no me transmiten nada; las encuentro vacías y sin fundamento que no roban mi atención.

Me he dado cuento que aunque quiero que te vayas, ya estas en mí, he copiado mucho de tus actitudes, comportamiento y gestos, haciéndolas propias; o será que repito estas acciones porque siento que estoy contigo o es un momento para recordarte, serán excusas o motivos que uno se inventa para no dejar el pasado o es que soy débil para no cambiar.

No entiendo como una persona puede llegar para quedarse y apoderarse de ti, y uno en vez de dar lucha, da la batalla perdida y se deja poseer, perdiendo autonomía propia. Y cuando se de cuenta será tarde, porque ya no podrá vivir sin ella, sintiendo que es más cálido vivir con esa presión que si le quitas, le quitas la vida.

Los dilemas que nos pone la vida, lo lindo que es amar, pero igualmente como se sufre cuando ese amor ya no existe. Que fácil seria poder decir basta y eliminar nuestros recuerdos, y no estar sufriendo y vivir con esta carga de amor por alguien que ya no es parte nuestra. Saber que aunque ya no soy parte de ella para mi ella es mi vida, y si ella se va , junto a ella se va una parte de mi ser.

Amaru Samanamú Zilbert

 

 

Anuncios