Una mañana trate de entender lo que sentía por ti, busque respuesta en lo abstracto de mi persona para que me ayuden a tener una opinión de ti.
Mi lado matemático, me dijo, ella es una suma de sentimientos que te resta preocupación y te multiplica la felicidad.
Su par artístico señalo que es la figura para moldear, la musa para pintar o inspiración para cantar.
Mi ser lingüista hasta ahora no deja de escribir todo lo que ella le provoca.
El lado científico indico que ella es el resultado de una atracción física a raíz de una química entre ambos.
Mi alma guerrerista se alarmó y me explico que ella será un motivo de guerra, porque todos querrán tener ese tesoro.
Y su contraparte pacifista señalo que ella es el fin de todo, con ella te aseguras el amor y la paz.
Mi yo sentimental, se alteró y me dijo, olvídate de buscar explicación y solo date cuenta de lo que sientes cuando estés con ella. No busques explicación solo vive el momento.
Por último la razón se asomo al debate y comprendió que esos recuerdos que tiene depositado en la memoria es un cúmulo de los distintas visiones sobre esa persona.
Y como líder que dirige nuestra razón me ordenó una frase que fue una sentencia.
Ella lo es todo y sin ella no eres nada.

Amaru Samanamú Zilbert

Anuncios