Triste el que solo vive su realidad y no se da tiempo para soñar. Desconfía de sus propios sueños porque considera que es una locura. Recrimina a los soñadores como personas que viven en un mundo paralelo que no han logrado madurar y que en un momento se golpearan con esa cruda realidad que el asumió como lógica.
Pero ese ser que dícese ser realista, estará en lo correcto o es que no entendió que el deseo de soñar no es que se despegue de su propia realidad y solo es que ese soñador aspira un futuro lo más apegado a lo que el considera óptimo o es que no se ha logrado encontrar todavía su lugar en esta sociedad que a veces ya es irracional.
El realista considera que estudiar una carrera, trabajar, vivir de su trabajo son sus pilares para su vida. En el plano amoroso buscar su pareja, tener familia que lo complemente. Unidos el plano profesional y amoroso será su dinámica en su proyecto de vida.
El soñador por ahora no ha conseguido ubicarse en el trabajo idóneo, siente que nada le llena y que sus aspiraciones están alejadas de sus pretensiones de vida. Pareja no tiene, menos hijos; todavía no se entiende para poder entender a otra persona.
El soñador por ahora esta indeciso, temeroso, con muchos miedos de su futuro; sigue teniendo sueños porque no desea que lo que ahora tiene en su presente sea lo que el desea para ese futuro. El presente que el desea no es lo que ven sus ojos.
Pero el problema entre el soñador y realista, es que el segundo considera al primero como algo loco y desubicado, no entiende que hay distintas formas de ver el mundo, no solo la que el considera la idónea. Sin darse cuenta le brota egoísmo y lo señala como errado, sin saber que a lo mejor el es que se ha dejado llevar por la realidad y ha limitado tanto su futuro que ya no sueña porque tiene miedo que sus sueños se alejen de ese futuro tan planificado que el desea.
 
Pero además el soñador no es que sea loco, porque en realidad cuantas cosas uno ve día a día y parece a veces ilógica que nos llamemos seres racionales
• Nos parece racional que tenga más valor las cosas que las personas, si el hombre es el creador de todo ,porque debemos valer menos si somos el ser creador.
• Nos sobra la critica pero nos cuesta criticarnos a uno mismo. Yo soy perfecto tu eres el problema. Esperamos que el otro cambie, lamentablemente todos pensamos lo mismo y el mundo sigue igual.
• Nos parece racional ese egoísmo cada vez mas latente en uno. Yo soy primero, y luego que venga el resto.
• Cambiamos el trabajo para vivir, que vivir para el trabajo
• Nos limitamos a compartir afecto en público, pero no nos limitamos en compartir odio, envidia, tristeza.
• Nos preparamos para enfrentar la vida en vez de vivirla
• Miramos a gente que nos pide un brazo amigo y no solo no le ayudamos sino que lo criticamos
• Promovemos la paz pero cada uno busca guerra con su prójimo, y eso que no hablamos de las guerras que matan personas, que llamamos como guerra necesaria, como si fuera obligación matar y el equilibrio del mundo solicita
• Cortamos alas a los niños que dice que queremos y le hacemos vivir una vida ya planificada donde el solo logra decidir cuando le toca planificar la vida a su propio hijo en base muchas veces a sus sueños y temores.
• Miramos al pobre como cifras, como una persona que lamentablemente le toco vivir así, pero alguna vez no miramos que algo esta mal en este mundo para que ese niño no tenga que comer o alguien que lo proteja
• Nos mostramos tal como queremos aparentar, huimos de ser originales, tenemos miedo a que nuestra imagen no sea aceptada, logrando un vida de mentira.
 
A veces me pregunto si este mundo realista que llamamos no necesita más soñadores que quieran cambiar un poco esa realidad que lamentablemente nos toca vivir.
El sueño, que yo llamaría pesadilla, es este mundo que nos toca vivir y que hemos asumido como real. Seamos un poquito soñadores y cambiemos nuestro destino, cuestionémonos, soñemos, imaginémonos cosas irracionales; que más irracionales no podemos ser si ya nuestro mundo actual es muy irracional e ilógica
Amaru Samanamú Zilbert
Anuncios